A Piper Perri le entra una verga del tamaño de un brazo